Publicado el

Daños en nuestra visión debido al uso de pantallas

Nuestros ojos son una de las herramientas más útiles que tenemos en nuestro cuerpo. Pero a menudo los usamos con muy poco cuidado, exponiendo nuestra visión a diversos peligros. Uno de ellos es pasar muchas horas trabajando frente al ordenador. Al hacerlo, es probable que desarrollemos algún tipo de patología. 

Ante la situación excepcional a la que nos estamos enfrentando en los últimos días, con el Estado de Alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, llevamos a cabo ciertas conductas que nos hacen pasar más tiempo del recomendado frente a pantallas. Ya no solo aquellos que se vean obligados a teletrabajar están expuestos a esta luz artificial. Debido al confinamiento, los momentos de ocio también se hacen a través de pantallas: ver la televisión, plataformas digitales de entretenimiento, hacer deporte con entrenadores virtuales, videollamadas para ver a nuestros familiares y amigos…

En definitiva, con este periodo de confinamiento al que nos vemos obligados a enfrentarnos, las pantallas son nuestras mejores aliadas, pero no dejan de ser un arma de doble filo en lo que a nuestros ojos se refieren. Te dejamos algunas patologías que puede acerrear esta exposición.

Daños en la vista por el uso de pantallas.

La patología más común es la miopía. Si algún familiar directo padece esta afección, tú tendrás una predisposición genética a padecerla. El uso prolongado de tu visión a corta distancia hacia luces artificiales agravará el grado de miopía que desarrolles. Si no tienes más remedio que pasar mucho tiempo expuesto a este tipo de luz, te recomendamos que tomes descansos periódicos. En estos descansos no uses tu visión a distancias cortas, y disfruta, si tienes la posibilidad, de la luz solar. 

Otra de las patologías que causa en uso prolongado de las pantallas es la fatiga ocular. Sus síntomas son dolores de cabeza, ojos secos y visión borrosa. Esto se debe a que, cuando estamos frente a una pantalla, solemos permanecer atentos, como si fuese un estado de alarma en nuestro cuerpo, como si hubiese un peligro cerca. Nuestro cerebro interpreta este estímulo haciéndonos parpadear menos, con el objetivo de que estemos atentos ante el “peligro”. 

En esta situación de alarma, podemos estar hasta 30 segundo sin parpadear. Sin embargo, cuando nuestro cuerpo está en un estado normal, nuestros ojos parpadean antes de que pasen 10 segundos. De esta reacción de nuestro cuerpo viene la fatiga ocular. Para combatir esta patología, recomendamos usar lágrimas artificiales, hacer descansos, y forzar a nuestro cuerpo a parpadear más a menudo. 

Daños en la vista por luz azul

La luz azul es un tipo de iluminación que se encuentra en todas las pantallas que usamos (televisores, móviles, ordenadores, tablets). La cantidad de luz azul que emita un determinado aparato dependerá de su fabricación, pero todos la usan en mayor o menor medida. 

Los especialistas en oftalmología están muy divididos a la hora de decidir qué patologías causa la larga exposición ante la luz azul. Algunos oftalmólogos, como el doctor Ángel Cilveti, aseguraron en 2019 que la luz azul es tóxica, y que puede dañar la retina. Otros especialistas saben que la exposición prolongada a la luz azul es perjudicial, pero no están seguros de a qué zonas afecta.  

Lo que sí está demostrado es que la luz azul afecta a los niveles de melatonina de nuestro cuerpo. La melatonina es una hormona que, entre otras cosas, regula nuestro cuerpo según los ciclos de luz y oscuridad. Se ayuda de la información recibida a través de la retina para poder controlar los ciclos de sueño. 

Por eso, los expertos recomiendan que unas horas antes de dormir abandonemos el uso de pantallas. La exposición a la luz azul todas las noches durante un determinado periodo de nuestra vida ocasionará patrones defectuosos de sueño, lo cual es un problema de salud. 

Consecuencias del uso excesivo del móvil 

Cuando usamos el móvil, estamos constantemente empleando la visión de cerca para hacer esa actividad. Gran parte de la población usa el móvil continuamente en su vida, prácticamente de una forma intensiva. Este uso intensivo provoca miopía, una patología que cada vez tiene gente más joven, incluyendo a niños. 

Para intentar frenar la miopía a edades tempranas, es conveniente reducir al máximo el uso que hacen los niños de sus pantallas. Es muy positivo que hagan actividades que alternen diferentes tipos de visión, tanto cercana como lejana y a distancia media. También es recomendable que jueguen al aire libre, para que la luz natural incida sobre su visión, dando un descanso a sus ojos.

Además, acudir periódicamente al oftalmólogo, y pasar revisiones con cierta asiduidad, permitirá determinar la tendencia o conducta que está tomando nuestra visión. En ocasiones, una detección precoz de alguna de estas patologías, puede ayudar a que, si se ponen las medidas adecuadas, estas se corrijan con el tiempo.

Te recordamos que, debido a las circunstancias excepcionales que vivimos por el COVID-19, el horario de atención al cliente de Óptica Reina será mediante cita previa en caso de urgencia, de lunes a viernes, de 9:00 de la mañana a 13:30 de la tarde. Puede llamar a nuestros teléfonos de contacto.

Publicado el

La Heterocromía

Lo más normal a la hora de mirarle los ojos a una persona, es que sean de color marrón, por ejemplo; mientras que se hace menos usual encontrarlos verdes o azules. Aunque, lo más extraño es encontrar a alguien que tenga un ojo de cada color: marrón y azul, verde y azul… Hablamos entonces de la heterocromía del iris.

Antes de nada, como forma de introducción debemos de saber que el iris es la parte de color del ojo y se sitúa entre la córnea y el cristalino. Su función se basa en controlar mediante la pupila, la cantidad de luz que recibe el ojo, con el fin de que se facilite el enfoque de los objetos en la retina.

¿Por qué nuestro iris tiene un color u otro?

Esto, a su vez depende del número de melanocitos. Si estos se distribuyen en la parte posterior del iris, el ojo será de color azul. Si por el contrario, se colocan por todo el iris, será de color marrón.

¿Existen varios tipos de heterocromía?

Cuando una persona tiene un ojo de cada color, como anteriormente hemos hablado, estamos haciendo frente una heterocromía iridium o completa. Este tipo, afecta más a animales que a personas.

El otro tipo de heterocromía, es cuando el mismo ojo presenta dos tonos diferentes. Este caso se conoce como  heterocromía iridis o parcial, y este caso se produce mucho más en personas.

Además de esta categorización, también podemos diferenciar entre la congénita y la adquirida.

La congénita, aparece desde un primer momento. Es decir, una vez que el ojo adquiere el color definitivo. Su origen es, por tanto, genético o se puede asociar a enfermedades.

La adquirida, por el contrario, puede aparecer en cualquier momento, teniendo su origen en lesiones u otras enfermedades.

¿A qué puede deberse?

En la mayoría de los casos se nace con este fenómeno y carece de mucha importancia puesto que no provoca ningún problema en la visión de la persona. Por lo que, simplemente es algo anecdótico.

Pero, si hablamos de que el fenómeno aparece a lo largo de los años, es decir, la heterocromía adquirida, sí se ve necesario que el paciente consulte al oftalmólogo para valorar una posible enfermedad. Desde Óptica Reina, nos encargaremos de cuidar tu visión.

A continuación, le mostramos algunas enfermedades que pueden causar heterocromía del iris:

  • Inflamación ocular (Uveitis).
  • Neurofibromatosis.
  • Síndrome de Waardenburg.
  • Glaucoma
  • Cirugía ocular
  • Melanosis ocular
  • Síndrome de Posner-Schlossman
  • Síndrome del ectropión del iris

En los bebés, los más comunes son:

  • Síndrome de Bloch-Sulzberger
  • Enfermedad de von Recklinghausen
  • Enfermedad de Bourneville
  • Síndrome de Parry-Romberg…

Es por eso que una revisión en su debido momento puede hacer que todo cambie. No olvides que tus ojos son tan importantes como cualquier otros órganos vitales, por eso hay que protegerlos siempre de la mejor manera, sobre todo de los rayos UVA. En nuestra web dejamos a tu disposición una amplia gama de gafas de sol, con la que cuidarás como es debido de tu visión.

Publicado el

Como funciona nuestro ojo

como funcionan los ojos

como funcionan los ojosSomos capaces de ver debido a la presencia de una fuente de luz, ya sea luz solar o una fuente de luz artificial. Los objetos son visibles para nosotros porque los rayos de luz de una fuente se reflejan en estos objetos y luego en nuestros ojos. Por eso no podemos ver en completa oscuridad, en ausencia de una fuente de luz.

Un conocimiento básico de la anatomía del ojo humano le ayudará a entender los términos anatómicos utilizados a lo largo de este artículo.

Cómo la luz entra en el globo ocular

La luz del mundo exterior entra en el globo ocular a través de la parte anterior transparente del ojo llamada córnea. La luz pasa a través de la pupila (el círculo negro delante del ojo) y la cámara anterior llena de un fluido llamado humor acuoso, luego a través de la lente cristalina y la cámara posterior llena de un fluido llamado humor vítreo. Desde la cámara posterior, la luz se concentra en la retina, la pared posterior del globo ocular, donde “ver” comienza a suceder. La córnea y la lente son las dos estructuras principales responsables de focalizar la luz sobre la retina.

La luz entra en el ojo a través de la córnea. Es refractado por la córnea y la lente sobre la retina. Desde la retina, los impulsos son enviados al cerebro a través del nervio óptico.

La retina contiene millones de células conocidas como fotorreceptores, clasificadas como varillas o conos. Los bastones nos ayudan a ver tonos negros, blancos y diferentes grises mientras que los conos nos ayudan a ver el color. Varillas y conos convierten formas y colores en impulsos nerviosos (mensajes) que son enviados al cerebro.

Millones de impulsos nerviosos de la retina convergen en el nervio óptico, donde son llevados al cerebro para su procesamiento. El cerebro traduce los mensajes en imágenes significativas.

En resumen, la luz que entra en el ojo se centra en la retina. La retina compila un informe detallado de lo que el ojo capta y lo envía al cerebro. El cerebro analiza y traduce el informe en algo significativo, como un perro, un árbol o una imagen de una caseta de feria. Se necesita sólo una fracción de segundo para la información (luz) que entra en el ojo para llegar al cerebro, esto incluye el tiempo de procesamiento del cerebro.

Cómo funcionan las partes principales del ojo

El funcionamiento del ojo es similar al de una cámara. Así como el diafragma de una cámara controla la cantidad de luz que entra en la cámara, el iris controla la cantidad de luz que entra en el ojo. Al igual que la lente de la cámara, la lente cristalina del ojo es capaz de enfocar -para dirigir adecuadamente la luz, para obtener una imagen clara de los objetos en nuestro campo de visión. La retina del ojo funciona más o menos como la película fotográfica de una cámara.

El Iris

El iris está formado por músculos radiales y circulares que involuntariamente se contraen o se relajan. Cuando los músculos radiales se contraen, la pupila se dilata (se agranda) y permite que más luz entre en el globo ocular. Cuando los músculos circulares se contraen, la pupila se contrae (se hace más pequeña) y permite que menos luz entre en el globo ocular.

El iris es también la parte más colorida del ojo. Es lo que muestra el color de los ojos de una persona.

La lente

Dependiendo de si usted está mirando un objeto lejano o cercano, la lente cambia continuamente su forma para regular el foco de la luz en la retina. Cuando usted está mirando un objeto lejano, los músculos ciliares se relajan y la lente se vuelve más delgada. Esto se debe a que la luz de objetos lejanos necesita menos refracción (flexión) para estar correctamente enfocada. Cuando usted está mirando un objeto cercano, los músculos ciliares se contraen y la lente se volverá más gruesa. La luz de objetos cercanos requiere más flexión para estar bien enfocada.

La lente cristalina del ojo pierde gradualmente su flexibilidad con la edad. Esto explica en gran medida la fuerte correlación entre la edad y los problemas de visión. La pérdida de flexibilidad hace que sea difícil alcanzar la forma necesaria para que la lente se enfoque correctamente en objetos cercanos. Esta condición se llama presbicia. Se asocia con visión borrosa al ver objetos cercanos. Por lo tanto, la edad es un factor importante que afecta el funcionamiento del ojo.

La retina

La luz que entra en el ojo es primero refractada por la córnea, y luego refractada una segunda vez por la lente antes de que llegue a la retina. Esta doble refracción de la luz (por la córnea y la lente) hace que las imágenes sean enfocadas boca abajo sobre la retina. Sin embargo, el cerebro interpreta la imagen en la perspectiva correcta. Además de traducir los mensajes nerviosos a imágenes significativas, el cerebro también presenta las imágenes en la orientación correcta, con el lado derecho hacia arriba.

Adaptación del Ojo

El ojo humano es sensible a los cambios en la intensidad luminosa de su entorno y es capaz de adaptarse a estos cambios.

Adaptación oscura

En un día soleado y brillante, si de repente entra en una habitación oscura o poco iluminada, experimentará una súbita depreciación significativa de la visión. Su visión volvería gradualmente a la normalidad después de pasar varios minutos en la habitación. Este proceso donde por el ojo se adapta a una repentina disminución abrupta de la intensidad luminosa de su entorno se conoce como adaptación oscura. La pupila juega un papel clave en la adaptación de la oscuridad, se dilata para permitir que más luz entre en el ojo.

Adaptación de la luz

Al igual que la adaptación de la oscuridad, el paso a la luz del día desde una habitación oscura o poco iluminada provocaría una depreciación repentina de la visión. Su visión volvía lentamente a la normalidad después de algunos minutos. Este proceso donde por el ojo se adapta a un aumento repentino en la intensidad de la luz se conoce como adaptación de la luz. Durante la adaptación de la luz, las pupilas se contraen para reducir la cantidad de luz que entra en el globo ocular.

Por qué parpadeamos

Cuando parpadeamos, nuestro párpado cubre la superficie del globo ocular con una fina película de lágrima. Esto proporciona una superficie lisa, clara y húmeda que ayuda a la córnea mantener la refracción máxima de la luz a la lente. Las lágrimas también contiene propiedades antibacterianas que protegen contra los microbios. Además, los párpados y las pestañas ayudan a evitar que partículas diminutas (incluyendo insectos) entren en los ojos.