Publicado el

Consejos para mantener tu salud ocular en verano

Lavarse las manos en verano es el complemento perfecto para las lentillas.

En verano tenemos nuestra propia recomendación, pensada específicamente para mantener la salud ocular. Empezaremos por detallar los elementos que nos visitan en verano y que pueden ocasionar malestar o problemas oculares:

  • Cloro y bacterias: Lo mejor para proteger los ojos de posibles daños durante el verano es el uso de lentillas diarias para ir a la playa o a la piscina. Con las lentillas diarias evitamos problemas con el cloro de las piscinas y las proliferaciones de bacterias. Con esta sencilla práctica al finalizar el día, como las lentillas se desechan, es imposible que los restos de cloro o bacterias que pueden contener las lentillas vuelvan al ojo.
  • Rayos ultravioleta: Son uno de los problemas más perjudiciales para los ojos en verano, ya que en esta época del año tenemos índices mayores de exposición a los rayos ultravioleta, pasamos muchas horas al aire libre y con exposición directa a los rayos ultravioleta. Como expertos recomendamos el uso de gafas de sol homologadas y que tengan el sello CE, que indica que cumplen la normativa de la Comunidad Europea.

Muy importante proteger los ojos de los más pequeños, los ojos de los niños y niñas son más sensibles a la radiación UV y sufren mayor daño que los adultos.

  • Ojo con las gafas de buceo, durante el verano los niños pasan bastante tiempo con las gafas de buceo, por lo que la protección de los ojos en estas condiciones es fundamental. Unas buenas gafas de buceo ayudarán a proteger los ojos del cloro y de las bacterias que puedan estar presentes en el agua. Debemos tener en cuenta que los rayos de sol afectan con la misma intensidad debajo del agua, por lo que las gafas de buceo deben tener protección UV y anti-empañado para evitar problemas como la sequedad ocular, la conjuntivitis, la queratitis…
  • El aire acondicionado suele venir acompañado de sequedad e irritación ocular. La recomendación es aumentar la frecuencia del parpadeo para evitar esta molestia ocular y mantener los ojos hidratados.

 

Siquiendo estos sencillos consejos mantendrás tu salud ocular en óptimas condiciones durante el verano:

  • Lavar los ojos antes y después de bañarse en la piscina o en la playa, así protegemos nuestros ojos de sustancias contaminantes e irritantes.
  • Secar los ojos tras el lavado ocular con un pañuelo limpio. Con esta sencilla medida higiénica evitamos llevar a los ojos una toalla que podría estar sucia de arena o de cualquier sustancia del entorno.
  • Lavar las manos siempre, siempre y siempre antes de tocar tus ojos. En muchas ocasiones se tocan o frotan los ojos con las manos sucias o con restos de crema solar, maquillaje o arena. Es importante que las manos estén limpias antes de tocar los ojos para evitar infecciones e irritaciones.

A pesar de nuestras indicaciones y consejos veraniegos te recomendamos pasar por nuestra óptica para personalizar tus indicaciones después de revisar tu vista. Recuerda que para mantener tu salud ocular en buenas condiciones debes revisar tu vista al menos una vez al año, o si empiezas a notar molestias.

 En Óptica Reina somos especialistas en la salud ocular de toda la familia y siempre te esperamos con promociones irresistibles porque… ¡El verano se vive mejor con tus lentillas al mejor precio!