Publicado el

Daños en nuestra visión debido al uso de pantallas

Nuestros ojos son una de las herramientas más útiles que tenemos en nuestro cuerpo. Pero a menudo los usamos con muy poco cuidado, exponiendo nuestra visión a diversos peligros. Uno de ellos es pasar muchas horas trabajando frente al ordenador. Al hacerlo, es probable que desarrollemos algún tipo de patología. 

Ante la situación excepcional a la que nos estamos enfrentando en los últimos días, con el Estado de Alarma decretado por el Gobierno el pasado 14 de marzo, llevamos a cabo ciertas conductas que nos hacen pasar más tiempo del recomendado frente a pantallas. Ya no solo aquellos que se vean obligados a teletrabajar están expuestos a esta luz artificial. Debido al confinamiento, los momentos de ocio también se hacen a través de pantallas: ver la televisión, plataformas digitales de entretenimiento, hacer deporte con entrenadores virtuales, videollamadas para ver a nuestros familiares y amigos…

En definitiva, con este periodo de confinamiento al que nos vemos obligados a enfrentarnos, las pantallas son nuestras mejores aliadas, pero no dejan de ser un arma de doble filo en lo que a nuestros ojos se refieren. Te dejamos algunas patologías que puede acerrear esta exposición.

Daños en la vista por el uso de pantallas.

La patología más común es la miopía. Si algún familiar directo padece esta afección, tú tendrás una predisposición genética a padecerla. El uso prolongado de tu visión a corta distancia hacia luces artificiales agravará el grado de miopía que desarrolles. Si no tienes más remedio que pasar mucho tiempo expuesto a este tipo de luz, te recomendamos que tomes descansos periódicos. En estos descansos no uses tu visión a distancias cortas, y disfruta, si tienes la posibilidad, de la luz solar. 

Otra de las patologías que causa en uso prolongado de las pantallas es la fatiga ocular. Sus síntomas son dolores de cabeza, ojos secos y visión borrosa. Esto se debe a que, cuando estamos frente a una pantalla, solemos permanecer atentos, como si fuese un estado de alarma en nuestro cuerpo, como si hubiese un peligro cerca. Nuestro cerebro interpreta este estímulo haciéndonos parpadear menos, con el objetivo de que estemos atentos ante el “peligro”. 

En esta situación de alarma, podemos estar hasta 30 segundo sin parpadear. Sin embargo, cuando nuestro cuerpo está en un estado normal, nuestros ojos parpadean antes de que pasen 10 segundos. De esta reacción de nuestro cuerpo viene la fatiga ocular. Para combatir esta patología, recomendamos usar lágrimas artificiales, hacer descansos, y forzar a nuestro cuerpo a parpadear más a menudo. 

Daños en la vista por luz azul

La luz azul es un tipo de iluminación que se encuentra en todas las pantallas que usamos (televisores, móviles, ordenadores, tablets). La cantidad de luz azul que emita un determinado aparato dependerá de su fabricación, pero todos la usan en mayor o menor medida. 

Los especialistas en oftalmología están muy divididos a la hora de decidir qué patologías causa la larga exposición ante la luz azul. Algunos oftalmólogos, como el doctor Ángel Cilveti, aseguraron en 2019 que la luz azul es tóxica, y que puede dañar la retina. Otros especialistas saben que la exposición prolongada a la luz azul es perjudicial, pero no están seguros de a qué zonas afecta.  

Lo que sí está demostrado es que la luz azul afecta a los niveles de melatonina de nuestro cuerpo. La melatonina es una hormona que, entre otras cosas, regula nuestro cuerpo según los ciclos de luz y oscuridad. Se ayuda de la información recibida a través de la retina para poder controlar los ciclos de sueño. 

Por eso, los expertos recomiendan que unas horas antes de dormir abandonemos el uso de pantallas. La exposición a la luz azul todas las noches durante un determinado periodo de nuestra vida ocasionará patrones defectuosos de sueño, lo cual es un problema de salud. 

Consecuencias del uso excesivo del móvil 

Cuando usamos el móvil, estamos constantemente empleando la visión de cerca para hacer esa actividad. Gran parte de la población usa el móvil continuamente en su vida, prácticamente de una forma intensiva. Este uso intensivo provoca miopía, una patología que cada vez tiene gente más joven, incluyendo a niños. 

Para intentar frenar la miopía a edades tempranas, es conveniente reducir al máximo el uso que hacen los niños de sus pantallas. Es muy positivo que hagan actividades que alternen diferentes tipos de visión, tanto cercana como lejana y a distancia media. También es recomendable que jueguen al aire libre, para que la luz natural incida sobre su visión, dando un descanso a sus ojos.

Además, acudir periódicamente al oftalmólogo, y pasar revisiones con cierta asiduidad, permitirá determinar la tendencia o conducta que está tomando nuestra visión. En ocasiones, una detección precoz de alguna de estas patologías, puede ayudar a que, si se ponen las medidas adecuadas, estas se corrijan con el tiempo.

Te recordamos que, debido a las circunstancias excepcionales que vivimos por el COVID-19, el horario de atención al cliente de Óptica Reina será mediante cita previa en caso de urgencia, de lunes a viernes, de 9:00 de la mañana a 13:30 de la tarde. Puede llamar a nuestros teléfonos de contacto.