Publicado el

La Heterocromía

Lo más normal a la hora de mirarle los ojos a una persona, es que sean de color marrón, por ejemplo; mientras que se hace menos usual encontrarlos verdes o azules. Aunque, lo más extraño es encontrar a alguien que tenga un ojo de cada color: marrón y azul, verde y azul… Hablamos entonces de la heterocromía del iris.

Antes de nada, como forma de introducción debemos de saber que el iris es la parte de color del ojo y se sitúa entre la córnea y el cristalino. Su función se basa en controlar mediante la pupila, la cantidad de luz que recibe el ojo, con el fin de que se facilite el enfoque de los objetos en la retina.

¿Por qué nuestro iris tiene un color u otro?

Esto, a su vez depende del número de melanocitos. Si estos se distribuyen en la parte posterior del iris, el ojo será de color azul. Si por el contrario, se colocan por todo el iris, será de color marrón.

¿Existen varios tipos de heterocromía?

Cuando una persona tiene un ojo de cada color, como anteriormente hemos hablado, estamos haciendo frente una heterocromía iridium o completa. Este tipo, afecta más a animales que a personas.

El otro tipo de heterocromía, es cuando el mismo ojo presenta dos tonos diferentes. Este caso se conoce como  heterocromía iridis o parcial, y este caso se produce mucho más en personas.

Además de esta categorización, también podemos diferenciar entre la congénita y la adquirida.

La congénita, aparece desde un primer momento. Es decir, una vez que el ojo adquiere el color definitivo. Su origen es, por tanto, genético o se puede asociar a enfermedades.

La adquirida, por el contrario, puede aparecer en cualquier momento, teniendo su origen en lesiones u otras enfermedades.

¿A qué puede deberse?

En la mayoría de los casos se nace con este fenómeno y carece de mucha importancia puesto que no provoca ningún problema en la visión de la persona. Por lo que, simplemente es algo anecdótico.

Pero, si hablamos de que el fenómeno aparece a lo largo de los años, es decir, la heterocromía adquirida, sí se ve necesario que el paciente consulte al oftalmólogo para valorar una posible enfermedad. Desde Óptica Reina, nos encargaremos de cuidar tu visión.

A continuación, le mostramos algunas enfermedades que pueden causar heterocromía del iris:

  • Inflamación ocular (Uveitis).
  • Neurofibromatosis.
  • Síndrome de Waardenburg.
  • Glaucoma
  • Cirugía ocular
  • Melanosis ocular
  • Síndrome de Posner-Schlossman
  • Síndrome del ectropión del iris

En los bebés, los más comunes son:

  • Síndrome de Bloch-Sulzberger
  • Enfermedad de von Recklinghausen
  • Enfermedad de Bourneville
  • Síndrome de Parry-Romberg…

Es por eso que una revisión en su debido momento puede hacer que todo cambie. No olvides que tus ojos son tan importantes como cualquier otros órganos vitales, por eso hay que protegerlos siempre de la mejor manera, sobre todo de los rayos UVA. En nuestra web dejamos a tu disposición una amplia gama de gafas de sol, con la que cuidarás como es debido de tu visión.