Logo Blog

Limpieza y mantenimiento de tus gafas graduadas

Si tenemos las gafas limpias y bien cuidadas, el mundo se ve de otra manera.

Es muy importante limpiar las gafas con frecuencia del modo correcto, así como tenerlas bien ajustadas y centradas para mantener siempre la máxima calidad de visión y prolongar la vida útil de las lentes.

De poco vale tener unas gafas preciosas y bien graduadas si luego las llevamos sucias, con los cristales rayados o totalmente descentradas.

Este problema lo vemos a diario en las ópticas y tiene más trascendencia en la visión de lo parece a simple vista.

Actualmente la inmensa mayoría de las lentes que se utilizan en las gafas graduadas o gafas de sol son de material orgánico (muy ligero y sin riesgo de roturas), pero bastante delicado (aunque han mejorado mucho los tratamientos protectores).

Por tanto estos consejos  son importantes para mantener una buena visión.

Te animo a compartirlos con tus amigos y familiares que usen gafas porque además, estoy convencido que aprenderás alguna cosa nueva que desconocías.

Si tienes alguna duda lo mejor que puedes hacer es acudir a tu óptica para que te asesoren o realicen los ajustes de mantenimiento necesarios.

¿Cómo mantener las gafas en buen estado?

¿Cómo debo limpiar los cristales de las gafas?

  • La manera más simple y más eficaz de poner a punto las gafas es usar agua y jabón neutro o de manos sin agentes hidratantes añadidos. Primero se colocan los cristales bajo el grifo y se deja caer agua a poca presión sobre ellos.
  • Luego se aplica una pequeña cantidad de jabón frotando suavemente con las yemas de los dedos, ambas caras de los cristales y después se aclaran de nuevo debajo del grifo.
  • Finalmente, se secan las lentes con una gamuza suave (microfifra sin costuras). Debemos asegurarnos que la montura quede bien seca, en particular las partes metálicas (bisagras y tornillos para evitar que se oxiden o se atasquen).
  • Este método es el único recomendable cuando hay arenas o tierra adheridas a los cristales o a la montura, ya que cualquier otro sistema puede rayarlos de modo irreversible.

Otras formas de limpiar las gafas

Como no siempre tenemos tiempo ni agua a mano, existen otras opciones que funcionan muy bien siempre que no existan arenas o tierra adheridas a los cristales.

  • Utilizar el paño de microfibra que te deberían haber entregado cuando compraste la gafa. Este paño se puede lavar (en lavadora incluso). Antes de usarlo debes comprobar que esté limpio para evitar provocar el efecto contrario al deseado.
  • Uso de un espray específico, que humedece y facilita la limpieza de los cristales, permitiendo además que se empañen menos porque tienen también un tratamiento antiempañamiento o antivaho.
  • Aparatos de limpieza por ultrasonidos que funcionan de maravilla, este método lo tienes disponibles de forma profesional en las ópticas. Se debe tener en cuenta que no pueden limpiase de esta forma todas las gafas pues existe el peligro de estropear los tratamientos de superficies (lacados,…) de monturas y lentes si están envejecidos o son de baja calidad.
  • Es mejor evitar productos abrasivos tipo detergentes industriales, lavavajillas, alcoholes o disolventes  pues pueden alterar los tratamientos que llevan los cristales.
  • Presta mucha atención al cuidado de gafas deportivas como las de ciclismo, running u otros deportes pues los tratamientos y filtros que integran son muy delicados y si se alteran o arañan no está cubierto por las garantías.

¿Manera de sujetar las gafas al limpiarla?

Para explicarte como sujetar las gafas al limpiarlas he realizado estas fotos que te adjunto. Seguramente de primera impresión piensas que ambas formas son buenas.

La razón de aconsejarte sujetar el aro de la montura del lado del cristal que estés limpiando es porque si sujetas un lado y limpias el contrario, se hace mucha tensión en el puente de la gafa y puede acabar rompiendo al cabo del tiempo.

En gafas «Al Aire» (sin montura) no solo puede romper el puente sino que también puede astillar fácilmente un cristal, por eso es mejor que siempre te acostumbres a limpiarlas como te aconsejo, para que cuando tengas una gafa preciosa pero delicada tengas el hábito bien aprendido y evites incidentes.

MAL: se está sujetando por la lente contraria a la que se limpia.

 

BIEN: se sujeta la misma lente que se limpia.

¿Cómo limpiar la armadura?

  • Aquí utilizaremos la misma técnica recomendada para limpiar los cristales del chorro de agua asegurándonos que la montura quede bien seca, en particular las partes metálicas (bisagras y tornillos para evitar que se oxiden o se atasquen).
  • En principio con dejarla al aire un ratito ya debería de secar perfectamente siempre que no estemos en un lugar con mucha humedad.
  • Es muy infrecuente encontrarse con gafas con partes metálicas oxidadas (yo no lo recuerdo ver desde hace muchos años).

¿Cómo me debo poner y quitar las gafas?

Siempre deberíamos poner y quitar las gafas usando las dos manos al mismo tiempo tratando de no forzar las varillas.

Si las ponemos o quitamos con una sola mano estamos forzando la bisagra o codo del lado contrario a la mano que usamos y con ello podemos provocar el desajuste de la gafa o incluso romper fácilmente el muelle que sujeta la varilla o el codo de la gafa.

Uso de accesorios para las gafas

  • Estuches rígidos: Los estuches son muy importantes para guardar y transportar las gafas. Siempre es más recomendable un estuche rígido que las fundas flexibles que ofrecen protección, pero no la suficiente ante una caída, un aplastamiento, etc.
  • Cadenas y portalentes (cordones): Yo nunca recomiendo este tipo de accesorio ya que el hecho de llevar las gafas colgadas supone que se puedan llevar golpes fácilmente rayándose los cristales o desajustándose la montura.

Otros consejos para el cuidado de las gafas

  • No apoyes las gafas boca abajo (tocando los cristales con la superficie de apoyo)
  • Evita siempre el calor extremo (más de 60ºC) que puede deteriorar los tratamientos de los cristales e incluso deformar la montura. Esto incluye el dejarse las gafas en el salpicadero del coche al sol, encima de un radiador, etc.
  • Si notas que las varillas están muy apretadas, existe peligro real de que te puedan romper. Es mucho más peligroso que las bisagras de las varillas estén muy apretadas a que estén flojas. Si están apretadas puedes probar a echar una gotita de aceite de máquina de coser o en su defecto aceites antioxidantes en la bisagra de la varilla afectada y seguramente resuelve el problema.

Finalmente recomendarte acudir a tu óptica de confianza siempre que notes que tienes las gafas desajustadas, ya que aparte de tener las gafas limpias debemos de tenerlas siempre bien centradas para que el centro óptico de las lentes esté en el lugar correcto para poder conseguir la mejor calidad de visión.

Este tema es más importante en el caso de que utilices gafas progresivas o de que tengas una graduación alta de miopíahipermetropía o astigmatismo.

Es muy recomendable que siempre elijas lentes con tratamientos antirreflejantes, antiarañazos e hidrófobos para favorecer la limpieza de tus cristales.

 

👉 COMPARTIR ARTÍCULOS 👈

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp